laninasinnombre.com header image
≡ Menu

abril 2012

El Hada Madrina: El colegio del barrio de mi hermana, el futuro colegio de gordi

13 comentarios

Aunque gordi sólo tiene 4 meses, antes de que naciera ya estaba inscrita en la lista de espera de su futuro colegio. Y ella sin saberlo aún.  Gordi, que entrará a la guardería en septiembre con el inicio del próximo curso, va a formar parte de una escuela con métodos de estudio exclusivos y toda clase de adelantos para que goce de una exquisita educación y saquen partido, sean cuáles sean, de sus habilidades.

Por ahora gordi hace pompitas con la boca, chupa todo objeto que caiga en sus manos, te babea la cara y el cuello si hace falta y toma biberones completos en menos de un minuto, además, mueve su cuerpecito al ritmo de las más estridentes canciones que salen al mercado discográfico. Lo demás está aún por descubrir aunque graciosa es un rato y tiene una Mary Poppins, como diría la MNSN, que, además de muy cariñosa y buena cuidadora,  le canta y le baila, a este paso se nos hace artista  y se nos va a hacer una gira por Soria en cuanto cumpla la mayoría de edad. Yo sería su representante que para eso están las HNSN. Aunque tengo dudas de si esto entraría dentro de las habilidades que contempla las ordenanzas propias de tan ilustre cole, igual nos la marginan o gordi acaba por revolucionar a todo el alumnado que también podría pasar.

Lo más curioso de todo es que entre las normas de acceso hay una por la cual gordi cuando cumpla tres años y pase de la guardería al cole debe tener un HNSN a punto de entrar en la guarde, osea, que la MNSN tiene que embarazarse para finales del año que viene si quiere que todo salga a la perfección o bien alquilar un niño que haga las veces de HNSN, y creo que la productora de El Show de Truman, le podrá facilitar algún niño actor de esos rubios con ojos azules para que acompañe a gordi en su partícular aventura escolar. Por el momento, ella vive feliz en su hamaca chupando cosas y viendo la vida pasar, quien fuera gordi…

* Gordi en unos años junto a su profesora (Srta. Rotenmeyer) muy aplicada (imagen vía corbis).

La niña sin nombre en facebook.

Lugares por descubrir: Mi Japón sin washi

11 comentarios

Hace ya mismo dos años, mi cochi (sí, nos llamamos cochis y no viene de cochinos…) y yo, antes de ser PNSN y MNSN hicimos el viaje de nuestras vidas… Aprovechando la excusa de la Luna de Miel dijimos pues cruzamos el charco y nos vamos… por ejemplo a: ¿Japón?

Hasta que no lo decidimos, mis conocimientos sobre el país del Sol Naciente se reducían a saber que era una isla, que los que la habitaban eran unos seres muy muy pequeñitos, con ojos rasgados, con algunos vicios como el manga, con una bandera con un punto rojo y con tradiciones ancestrales como las geishas y los samurais. Pero fue ir dándole forma al viaje e ir investigando o recuperando cosas que una había escuchado o leído para ir emocionándonos con la idea de vivir dos semanas en este espacio y tiempo lleno de sorpresas.

“¿Y por qué Japón?”. “¿A Japón? Sí, eran algunas de las preguntas que nos hacían muchos cuando nos preguntaban dónde ibamos de Luna de Miel. Lo que nos hizo saber que no era un viaje muy frecuente de recién casados. Pensando el por qué, desempolvé de la estantería el que creía culpable de mi obsesión dormida por viajar allí: un pequeño ensayo de tapas amarillas y gris, El elogio de la sombra. Si no lo habéis leído, no podéis dejar de hacerlo. O mejor… no lo leáis… Porque tendréis que ir sí o sí a Japón algún día… Su descripción de la sociedad y cultura oriental te atrae de una manera tal que ya no podrás escapar.

Así que comenzamos a programarlo. Un viaje que, tiempo después, no crees que hayas hecho, porque las sensaciones y emociones vividas en esta realidad lejana superan increiblemente la ficción.

Un país, como muchos han descrito, no voy a ser yo quien descubra nada nuevo, lleno de contrastes. Contraste entre la modernidad tecnológica y la tradición cultural más arraigada. Contraste entre la educación y amabilidad extrema y la individualidad solitaria más deprimente. Contraste entre las maravillosas geishas, escapadas de láminas pintadas de tinta sobre papel japonés y las jóvenes niponas ultra modernas, operadas hasta casi occidentalizarse; contraste entre las alturas de los rascacielos de Tokio y las casas tradicionales con tatami de Takayama, contraste entre el ruido de los coches o las salas de juegos y el silencio sepulcral de los templos de columnas rojas o las salas de té, contraste entre dulces preciosos y los sabores extraños de la soja y el té verde, contraste entre el civismo más extremo y el descontrol del vicio escondido…

Y entre esos contrastes vividos, suspiros de amor… Suspiros de amor por los papeles japoneses, por las tiendas de sellos, por los patrones coloristas, por una comida japonesa que va más allá del sushi y el sashimi, suspiros de amor por los packaging imposibles que lo envuelven todo, por las preciosas geishas, que no pueden mirarte a los ojos y mejor porque si no te enamorarías, por los paisajes que parecen pintados por Friedrich, por los almendros en flor, por sus olores… Suspiros de amor que se hacen más bellos desde la distancia de un país, donde sabes que no podrías vivir.

Pero, lo que no entiendo dos años después, lo que no me entra en la cabeza es dónde me dejé un suspiro de amor… que se convierte hoy en la razón de este post: ¿dónde estaba el washi tape? No lo conocía, quizás me topé con miles de ellos, de paquetitos cerrados por washis llenos de color y estampados imposibles y ni los miré, los pasé por alto como si no merecieran mi atención. Hubiera traído una maleta llena de ellos y hubiera sido, hace dos años, la dueña del washi en Madrid y alrededores. Todos hubieran sucumbido a mi hallazgo.

En mi baja maternal descubrí muchas cosas, entre ellas: el washi tape. Con el que me reencontré hace una semana en un precioso taller de Lanoa y Madresfera, en un espacio inimaginable como es Grey Elephant, donde su anfitriona Laura no puede hacerlo más especial. Le dimos uso a ese celo japonés que nos trae loquitas a todas. Fue una mañana estupenda, por el despliegue maravilloso de Diana, no podía haber cosas más bonitas para hacer nuestras obras: sellos, pegatinas, papeles, cintas, troqueladoras… y mucho mucho washi. Washi de color flúor, de rayas, de números, de flores, de topitos y de colores imposibles… Que yo, indecisa de mí, no sabía a por cuál lanzarme.

Teníamos tres objetivos:

1. Una tarjeta. Que ya os enseñé porque al día siguiente era el cumple del PNSN y quedé fenomenal.

2. Una cajita de craft para regalar en una ocasión especial with Love.

3. Y una lámina para el Día de la Madre. Este último objetivo fue el que más me gustó. La verdad que no lo tenía pensado. Llevaba un montón de fotos, que había cogido de una caja olvidada de casa minutos antes de salir. Pero con un poco de washi por aquí, un sello (sugerido por Noemi de megustamibarrio) y un Love me quedó este resultado, que hizo, sin quererlo, las delicias de mis compis.

Lo pasamos realmente bien, deseando repetirlo estoy. Porque a este taller que tanto recomiendo, se unió el poner cara, voz y mirada a las chicas blogueras con las que comparto mi día a día virtual, en especial a la madre del Gremlin y a Mónica de Madresfera, que me han apoyado tanto, desde un principio en esto de La niña sin nombre.

Desde aquel día La niña sin nombre no es la misma, ahora es una niña sin nombre pero con amor. Suspira de amor por un ser pequeñín pero entrañable, que washitapeado está aún más guapo, ¿o no os lo parece?

* Su boca de: “Mamá, no puedo con mi vida. Estoy in love por el Gremlin” lo dice todo ;) . Pobre Critter, pero ante el amor…

Tendré que volver a Japón a por un poquito de washi ¿no? Mientras eso llega, Diana por favor ¡Queremos otro taller! Washiadicta me siento.

La niña sin nombre en facebook.

Historias para no dormir: Perrerías

10 comentarios

Un día el HNSN me miró con cara de preocupación y me dijo, con el teléfono en la mano: “Te llaman de no se qué protectora de…”.

Tardé un rato en entender de donde… Más bien le pregunté: “¿Eso qué es lo que es… ?”. Y después de saberlo, entendí que algo estaba pasando.

Justo ese día habíamos puesto, por primera vez, la canción de Michel Tello a la NSN. ¡En qué momento! Con lo bien que vivíamos cuando las noches no tenían la musiquita de este muchacho de fondo. Después de 5.000 reproducciones del vídeo de la canción en tan sólo 4 meses puedo decir, además de que es mala hasta decir basta, que las brasileñas están buenas (esto lo dice el PNSN), que el Michel parece que está malito y que me
arrepiento y mucho, de ese día, de esa canción y no de lo que me vino a decir el HNSN…

Con esa canción grabamos un vídeo, un vídeo de la NSN bailando… Y fue el primero de una carrera meteórica, que ya no podemos ni sabemos cómo parar. La NSN, como ya sabéis, ha sacado el oído del padre y han formado un dueto que hace las delicias del personal. El HNSN para sus adentros se ríe sin poder sostener erguida su varita mágica, pero como lo que le toca es proteger a la gordi pues nos hace examen de conciencia de si está bien o no hacerle gimnasia activa con el “Panamericano” de fondo, clases de baile con los últimos temazos de Los 40 (viva la pachanga), sentarla en la mesa de los restaurantes como si fuese a comer, darle de comer/chupetear (sólo a veces) alguna cosita para que vaya entrenando el paladar, ponerle unos zapatos grandes para ver qué tal le quedan, mojarle las manitas en pintura para que desarrolle sus dotes artísticas… Y así una y mil perrerías que sus padres, osease, nosotros le hacemos (léase esta confesión con la imagen de los padres con la banda negra en los ojos o con gafas y bigotes a lo Woody Allen en “Take the money and Run”).

Pero no os preocupéis la NSN está tan feliz. Es una gordi feliz, como dice su Hada Madrina. Aunque ha decidido salir a la calle oculta bajo sus gafas de sol por si esto trasciende, que ya se ve en un futuro sin poder entrar al colegio infantil, sin ser invitada a los cumples de sus amiguitos, sin poder bajar al parque a compartir columpios… Y todo por su pasado manchado, por lo bien que se lo pasa con sus padres, que sí, que no lo negamos, se han vuelto un tanto majaras* con su llegada al mundo…

* No fotos, por favor…

* Majaras. Palabra que os ha enseñado el Hada Madrina en sus clases particulares de andaluz.

La niña sin nombre en facebook.

Jueves mudos: Operación biquini

24 comentarios

Los jueves son días complicados, de contradicciones, preludio de los Love Fridays (como nos gusta llamarlos), día de pilas casi agotadas, día de finales y de comienzos, donde la salud mental peligra cuando eres madre (trabajadora en casa o fuera) y, para colmo, con otro hijo, llamado blog (en este caso La niña sin nombre) al que hay que alimentar cada día (o al menos intentarlo, que el pobre es muy agradecido y no pide). Los jueves son días llenos de ilusión, donde la vida parece brillar con una luz especial por la emoción del reencuentro con tu bebé/ niño/ niña para achucharlo sin parar, con tu hogar/ jaula de grillos, con tu marido/ extraño con el que duermes por las noches y con dos días en blanco por escribir con lo que más te apetezca. Por ello, los jueves son especiales. Y en La niña sin nombre hemos decidido que tengan voz propia, en forma de ilustraciones, donde compartiremos con vosotros consejos, situaciones, miedos, dudas o preguntas sin respuesta de esta nueva vida, época, aventura, locura; con La niña sin nombre y su MNSN como protagonistas y con un lema común: madres infelices. Esperamos que os gusten. 

Nos encantaría que participarais en esta iniciativa con un mensaje, una frase, una palabra que resuma vuestra semana, para que podamos ilustrarla. Cuando publiquemos esa ilustración, os la enviaremos en formato digital (de alta calidad) para que la imprimáis o uséis como os apetezca. Y así poder compartirlas con todos. O si preferís os hacemos llegar una copia del original impresa.

Aquí está nuestro primer jueves mudo, preludio, como decimos, de los Love Fridays. Sabemos que en estas fechas, aunque el tiempo no acompañe, la operación biquini acecha sin compasión.

La niña sin nombre en facebook.

Lugares por descubrir: La NSN viajando a Canadá…

17 comentarios

El jueves pasado viajamos a Canadá y tan sólo tardamos en llegar diez minutos. Abetos frondosos, ciervos preciosos de los que apetece achuchar, nieve por doquier, paisaje de montaña, olor a vegetación y hasta sonido de pájaros… para la presentación de la nueva tónica premium de Coca-Cola: Seagrams, marca que nace de los grandes lagos canadienses y en la que hemos estado trabajando muchos meses.

Esta atmósfera es la que creamos para la presentación a medios. Y La niña sin nombre quería compartirla con vosotros. Para que veáis un poco a qué dedica el tiempo la MNSN cuando no está escribiendo en este blog, achuchando a la NSN o durmiendo las pocas horas que duerme. Además este proyecto merece la pena compartirlo porque es realmente precioso.

Una vez que llegamos a Canadá la NSN se enamoró perdidamente de esta cosita achuchable. Una cabeza de peluche que ya mismo estará en su pequeño principado rosa…

* Yo creo que El Rey no las conoce y por eso le dar por irse de aventura…

* Si queréis una, entrad en buttlers.de. ¡¡Seguro que os encanta!!

Las jardineras, los centros llenos de aromas y verdes diseñados por The Workshop Flores terminaron de ambientar el espacio junto con las luces verdes, las hojas repartidas por el espacio y otros detalles que vais a ver por el paseo por Canadá al que os invito. Espero que os guste. Poneros el gorro y los guantes, no me os vayáis a resfriar…

* Qué chulo quedó el arbol lleno de tónicas y hojas Seagrams.

* Las tónicas creciendo de las jardineras de The Workshop Flores.

* Estos centros olían a tierra mojada y menta…

Y el lugar por descubrir de este post es precisamente el que se transformó en Canadá por unas horas: The Cocktail Room. Si sois amantes de la coctelería este es vuestro lugar: cursos, talleres, libros, todos los utensilios necesarios para un cóctel y un espacio con muchas posibilidades para eventos.

¿Nos tomamoos un Manhattan emulando a las chicas de Sexo en Nueva York? ¿Con qué cóctel os identificáis? ¿Y con quién de las chicas? La NSN dice que yo soy mezcla de las cuatro, eso no sé si es bueno o malo…

Mañana, estrenamos sección porque que los jueves sean tan mudos no es tan divertido. Espero que os guste.

Mañana más ;) .

La niña sin nombre en facebook.

El HNSN: Planteándome llevar a gordi a clases de andaluz

9 comentarios

Gordi, que vive feliz en su particular día a día trumaniano, no sabe la que se le viene encima. Aún no dice ni ‘mu’, simplemente balbucea, pero una ya se ha planteado llevarla a clases de andaluz, mas que nada para que se le vaya haciendo el cuerpo, bueno más bien el oído.

Gordi  pasará sus meses de veraneo en Málaga,  junto a la playita. La pobre no sabe que la van a meter en el AVE cada mes de agosto y le van a decir: “chau chau bambina”, rumbo eso sí a casa de los abuelos.

En la maleta, además de cubito, pala, bañador, gorrito y crema protectora (mucha, mucha que tiene las cejas pelirrojas) tendrá que meter el diccionario de vocabulario andaluz si es que quiere comunicarse con la población y, en especial, con el abuelo, el PMNSN.

El abuelo tiene un acento digamos bastante malagueño y muy orgullosos de que lo tenga, pero estoy loca por ver la carita de interrogación de gordi cuando sea una señorita de 4 o 5 años criada en Madrid en colegio de barrio trumaniano y escuche al abuelo decirle lo ‘precioza’ que está. Aunque me da a mí que con las instrucciones que le daré y la piscina hinchable gigante que el abuelo le va a comprar todo se va a solucionar en un segundo y gordi aprenderá veloz y diligente.

En agosto , gordi se tirará por una ‘chorraera’ (tobogán) y le dirá ‘majara’ (tonto) si algún niño ‘chico’ (pequeño) y ‘canijo’ (delgado) le interrumpe su plácida tranquilidad vacacional.

Ay gordi, ¿qué será de ti cuando vuelvas a tu realidad de cartón-piedra y con ese acento?

* Ozú Hada Madrina, ¿pero de qué me has vestido? (La NSN dentro de unos años. Imagen retocada de Flamencoshop.es).

Big Ideas: La Noa handmade…

6 comentarios

Hace unos años parecía que la era digital nos iba a invadir a todos hasta el punto de que no volveríamos a coger un lápiz y papel a menos que nos encontraramos en una isla perdida, que tampoco, porque ¿de dónde ibamos a sacar el lápiz y el papel? Así que ahí quedaban olvidadas nuestras cajas de tesoros, llenas de papeles bonitos, cintas de color, cuerda y millones de rotuladores de color, lápices de cera, temperas y mucho más. Porque el ratón y la tableta gráfica habían venido a hacerse con el poder y decirles: “Sayonara Baby”…

Gracias a Dios y a la frialdad de los mails, de lo hecho en serie, de lo mecánico y de los corazones de hojalata… lo artesanal ha vuelto a nuestras vidas, con más fuerza que nunca. Lo “hecho a mano” o handmade, que siempre queda más cool; el placer de tocar, de sentir, de lo fabricado con materiales nobles, de lo personalizado ha recobrado su fuerza dormida.

No voy a ser yo quien niegue que la globalización ha llegado a mi vida. Y que la mayoría de mi ropa es de ZARA, la mayoría de los objetos de mi casa made in china. Pero siempre hay lugar, momento y un poquito de money para destinarlo a esas preciosisimas cosas que sientes como más tuyas: ese vestido único que te compraste en un mercadillo, ese colgante de nuevos creadores que encontraste de casualidad… Y yo intuyo que la NSN en eso, al menos en eso (que ya le vale) se va a parecer a mí. Porque es ver un papel, una cosa bonita y la agarra fuertemente y su cara de felicidad es máxima. ¡Ah!

Y de las maravillas de lo handmade se enamoró Diana o ¿fue al revés? El caso es que de ese affair nació La Noa Handmade, una niña muy bonita, que ha venido al mundo para traernos cosas preciosas, con las que volvernos locas locatis de verdad. Una plataforma para artesanos, para esos artistas cuyas manos son de otro mundo, porque son capaces de  hacer magia, dando forma a telas, cintas, madera, papel… y crear objetos maravillosos. Y para muestra un botón: su preciosa tienda on line, donde váis a entender perfectamente lo que os cuento.

Así que La niña sin nombre quiere rendir su particular homenaje a esta iniciativa, a la que ha cogido tantísimo cariño, para animaros a apostar por sus propuestas para regalar a los que más queréis, para daros un capricho o porqueosdalaganaypunto. ¿Nos acompañáis? La NSN, como os podéis imaginar ya tiene hecha su Wish List. Pero yo le he dicho que menos pedir, que se acerca el Día de la Madre y que con algo handmade de La Noa me haría tan feliz…

* Y gracias a Madresfera por apoyar las iniciativas bonitas.

La niña sin nombre en facebook.

Lugares por descubrir: Luzi Bombón y los 32 del PNSN

15 comentarios

22 de Abril. Día de la Tierra. Día de San Agapito. Segundo día del Festival de Cine de Málaga… Clausura de la convención de los Scouts en Madrid…

Pero ninguno de estos hechos son razones suficientes para mí como para ser protagonistas del post de hoy. El 22 de abril, hace 32 años nació quién me acompañaría a caminar por la vida, un tauro de los de manual de horóscopo, el que me regaña por ser bloguera/madre/trabajadora, el que repone los pañales de la NSN, quien se encarga de despertarla con un beso por las mañanas, la única persona en el Universo capaz de verme guapa recién levantada, el que aguanta mi mal humor cuando llego cansada a casa, intentando hacerme reír para olvidarlo; el dueño del mando de la televisión, mi futuro, quien me hace odiar el fútbol por saturación, mi opuesto en tantas cosas, la persona que me verá envejecer, quien me empuja a lo positivo si me hundo, quien me ayuda a levantarme si me caigo, el PNSN, el que todos los días me dice que me quiere, con quien he pasado los 9 años últimos de mi vida, la persona con la que me perdería al fin del mundo… Pero como la NSN aún es muy pequeñaja para andar por la vida de independiente, un TOM TOM (me hace mucha gracia este nombre) ha sido mi regalo… Que por ahora perdernos, lo que se dice perdernos, no nos viene muy bien. Sí, lo sé, poco original, ¿no? Pero a él le ha encantado.

Además iba acompañado de una tarjeta muy molona, del taller de Washi Tape de ayer con La Noa y Madresfera, del que os tengo que contar (lo pasamos genial y el taller fue chulísimo). Quedó bonita, ¿verdad?

Y para celebrarlo he tachado un lugar de mi lista de “lugares por descubrir”. Con nombre, propio de una película de Almodóvar, Luzi Bombón es la brasserie moderna en pleno Paseo de la Castellana. Del grupo Tragaluz, del que también es el Bar Tomate, sitio de mi lista de top favoritos.

Así que: ring ring... Mesa para dos y un carrito, que la NSN no se pierde ni una y desde su maxicosi ha sido espectadora de primera fila. Para ir con bebés, pues no está muy apañada la cosa, todo sea dicho. La NSN era la única persona menor de 18 años del establecimiento pero, oye, ella tan contenta. El espacio es bastante amplio, así que cómodos si que estábamos, pero a la hora del cambio de pañal nos tuvimos que apañar en la taza del váter. Pero la NSN como es una niña aventurera se lo pasa pipa con estas cosas.

Es diáfano con mucha luz, que entra por las cristaleras que dan al paseo de la Castellana. En ese lateral, junto a los ventanales, nos hemos sentado. Genial porque había mucho espacio para el carrito, para darle el bibi y no molestar. Si queréis ese sitio, decidlo al reservar.

La puerta de entrada chulísima, ¿verdad? Se entra por la Calle Rafael Calvo, esquina a La Castellana.

El sitio es muy agradable. Hay mesas con sofás y otras con sillas. Los camareros parecen médicos o personal de laboratorio, serios como los que más y ataviados con batas blancas impolutas. La cocina abierta y la comida riquísima. Casi todo a la brasa. Hay también un fish bar, con marisco, ostras (que no me gustan), que tiene una pinta estupenda. Aunque nosotros hemos optado por el chuletón, que era el cumple del PNSN y él tenía que elegir.

* Reflejados en el cristal el PNSN y la NSN…

Como era la primera vez que ibamos, hemos pedido a la aventura, pero hemos acertado, quizás porque todo estaría buenísimo. De entradas, este arroz salvaje (como la NSN por las noches) con salsa de mostaza. Que estaba que quitaba “el sentío”.

Y alcachofas fritas buenísimas. A mí es que las alcachofas me gustan de todas las formas. Es de las pocas cosas que sé hacer y de varias formas jaja.

*Aquí la NSN a la espera annsiosa del chuletón, que para algo se ha despertado de su sueño de bella durmiente.

Y aquí el chuletón, auténtico manjar. Para acompañar hay muchas cosas para elegir. Nosotros hemos optado por las verduras a la brasa y por las patatas fritas ñam ñam.

La comida espectacular. Original, pero sin ser cocina de vanguardia, de la de sabores rarunos y nitrógeno espumoso. Materia prima riquísima y la mayoría cocinada tan sencilla como es a la brasa. Otro día hay que ir a probar los arroces al carbón, que tenían una pintaza.

Será de deformación profesional o no, pero no hay sitio al que vaya que no mire las cartas y estas eran bastante chulas. Madera (lámina de chapón) troquelada a láser con el naming del restaurante, tanto en la de comida como en la de postre, esta última sin soporte de madera de apoyo. Y con hojas que se unen con ganchos de metal, para facilitar el cambio de carta, sin coste añadido.

* Aquí podéis cotillear precios. No es barato pero tampoco excesivo. Para celebrar algo especial un día…

Y dejándome llevar por la recomendación que me habían hecho: tarta de chocolate y dulce de leche. Pecado divino. Bocati di cardenale… Sin palabras… De esas tartas que te engordan con sólo mirarlas, pero que no olvidas nunca ni tu celulitis postparto tampoco. Pobre NSN, me ponía cara de: “Yo también quiero mami”.

¿El ambiente? Pues me lo imaginaba en plan chic/cool/ chachi molongui/ osea de la muerte… Chicas salamanquesas de bien, de pelo largo-liso-rubio, chaquetas belstaff y bolsos Louis Vuitton, cara de nomemiresqueteescupo… Nada alejado de la realidad, pero unido a un famoseo un tanto casposil. Cari Lapique, Eduardo Zaplana, el ex de Simoneta Gómez Acebo… y una mesa con dos parejas de señores, que parecían Il Padrino y su séquito porque todo el que entraba, si era de merecer, pasaba por ella (que estaba al lado nuestro) a saludar, hablar de sus últimos viajes y proyectos y decirles lo que le querían y estimaban. En fins…

Así que lo hemos pasado en grande en el día de cumple del PNSN. Ahora para terminar el cumple, me esperan con ojos tristes un montón de ropa arrugada por planchar… ¡Ays! Corto y cambio, que me dan las 2 de la madrugada con la vaporeta.

La niña sin nombre en facebook.

Big Ideas: Chicas Night Out mit die Blumen

6 comentarios

Mi relación con las flores/ con las flowers/ mit die blumen… comenzó cuando pasaba los veranos de mi niñez en la Campiña inglesa y el hada madrina y yo recogíamos flores silvestres en la pradera de nuestra bisabuela…

Siempre he querido decir esto.

Pero no, eso era en mi sueño de Antoñita La Fantástica, realmente, mi amor por las flores comenzó hace menos de dos años cuando empecé a diseñar el evento de mi vida: mi boda… Uno de los temas eran las flores y me empapé de ellas en todos los preciosos post de bodas de Once Wed ó 100 Layer Cake.

Ahí desarrollé mi amor por las peonías, las hortensias y las rosas envejecidas… Siguiendo con mi obsesión por lo vintage y combinando con mi cara salida de Downtown Abbey. Así que ésto mezclado con mi fanatismo extremo por el color rosa dió como resultado una decoración floral de lo más british, pero muy colorista…

* Aquí el ramo… Un día os haré un post enterito sobre mi boda.

En un primer momento, quería que me hiciera el diseño floral Sally de The Workshop Flores, cuyo trabajo me tiene enamorada, pero el desplazamiento desde Madrid lo hacía complicado. Así que busqué y rebusqué en Málaga hasta dar con Juan Cereto, cuyo trabajo perfeccionista e increible os recomiendo 100%. Ya os enseñaré los resultados de mis centros de mesa en cubos de zinc con palas de madera como meseros identificativos.

Esta pasión por las flores se durmió el 23 de mayo cuando acabó El Gran Día. Y volvió anoche. Realmente de casualidad. Tenía claro que quería ir al Chicas Night Out, fuera cual fuera la temática en esta segunda sesión. Y ahí estaban las flores, de vuelta a mí, para retomar nuestro affair olvidado.

De la mano de Elisabeth Blumen, florista, con un estilo fascinante, con una de las pop up store con más encanto de Madrid, el espacio de Grey Elephant se inundó de flores preciosas, que te alegraban el olfato y la vista…

Mi sorpresa llegó cuando comenzamos por decorar los jarrones donde íbamos a hacer nuestros bouquets. Latas usadas, cubos de cinc, tarros de cristal, de los que vais reciclando o van atestando los muebles de la cocina y luego no sabéis muy bien cómo o cuándo usar. Y miles de papeles y cintas bonitas. Tantas que era difícil elegir. Pero al final cada uno, inconscientemente, deja su toque personal en todo. Y dejándome llevar por la mezcla de colores básicos, tonos pasteles, topitos y obsesiones varias, comencé a dar forma a mis contenedores.

*Así iban tomando forma.

Mientras estaba inmersa en mi obra temporal, charlaba con Diana de su maravilloso proyecto La Noa , comía delicias de Apeti Oh! y sonreía a la cámara de Lucia M, entre copa y copa de un tinto buenísimo, Nuve, de baja graduación, propio para las que el alcohol ya les pasa factura y más si es jueves noche, y al día siguiente hay que trabajar.

El ambiente era genial, la anfitriona cuidando cada detalle y nosotras a lo nuestro: corta, pega, una cinta por aquí, un encaje y voilà… Aquí mis dos jarrones sacados de esos veranos a lo british de mis ensoñaciones…

*¿No me quedaron monísimos?

Después de la clase magistral de Isabel sobre tipos de flores, que, pese a su esfuerzo, creo que se me han olvidado todos los nombres, contarnos la técnica de cómo cortarlas y el proceso para ir creando nuestros bouquets, nos pusimos manos a la obra. Desde el inicio tenía fichada una hortensia y directa fuí a por ella cual alma que lleva el diablo… Y con unas rosas preciosisimas en tonos lima, unos claveles amarillos, un poco de aquí y de allá hice mis dos ramos “ñoñísimos” como decía Isabel… Románticos y monísimos diría yo ;) .

*¿Podían ser más bonitas las flores que nos trajo Elisabeth Blumen?

* En primer plano, mis obras florales, junto a otros ramos de las Chicas. Nos quedó una exposición digna de museo.

Así que desde ayer me nombro fan incondicional de Elisabeth Blumen, admirando más si cabe el trabajo de las floristas, las diseñadoras de bouquets, que iluminan los momentos con sus colores y olores. Y esta tarde mismo me compro una hucha, en forma de Elefante, para los talleres de las Chicas Night Out.

Como no hay post que se precie sin hablar de La niña sin nombre, la protagonista de este blog, a las 11 de la noche, como a Cenicienta en su hora de fin de fiesta soñada, dió las campanadas el reloj de mi muñeca y me entró la ansieté. Me marché casi sin decir adiós a las Chicas para ver a little. En algún momento me sentí culpable, malamadre por salir de la agencia y hacer un plan de chicas. Pero, ¿Qué iba a hacer? ¡No podía perderme esta preciosidad de taller, conocer el espacio de Grey Elephant que es lo más, poner cara a Diana y a Lucía y disfrutar de una noche mágica, de unas flores que parecían irreales y de unas manos, las mías, que consiguieron hacer un ramo, pese a la poca confianza que tenían en ellas mismas. Mereció la pena pequeña little y tú, niña buenina donde las haya, estabas dulcemente dormida, después de los mimitos del PNSN, soñando con tus veranos en la Campiña inglesa, mientras mamá recoge flores en su vestido para hacer unos bouquets dignos de una princesa.

Y aquí mis bouquets, ya en el hogar de La niña sin nombre. La NSN está como loca, con cara de asombrada, diciendo, en su idioma: “Pero mamá, ¿también eres florista?”…

La niña sin nombre en facebook.


Big Ideas: NSN, Miss agente especial

14 comentarios

“Una gabardina, gafas oscuras, cámara de fotos, moleskine, la NSN en la mochila o en el carrito y listas para lanzarnos a las calles de esta ciudad, llena de planes secretos. Antes de que fuéramos dos, existía una ciudad invisible*, repleta de lugares inimaginables, que se iba ampliando y ampliando. Ahora se dibujan mapas nuevos que descubrir en compañía de La niña sin nombre. Y aquí estaremos, encantadas de compartir nuestras misiones especiales como agente Mammaproof”.

*Al pensar en el texto que me pidió Mammaproof de presentación no pude más que recordar un libro que cambió hace unos años mi manera de vivir la ciudad y caminar por el espacio y el tiempo: Las Ciudades Invisibles, de Italo Calvino.

Antes de ser madre, una piensa que el mundo se te reduce… No puedes ir al cine, no puedes ir al Teatro, a algunos restaurantes, de cañas a lo loco… Es verdad que hay sitios que se tachan de tu lista de Lugares por descubrir por un tiempo, sobre todo, si no tienes familia a menos de 540 km. y si eres de las que le gusta llevar su bebé a cuestas. Pero, a cambio, se te abre un mundo de posibilidades. Tienes que planificarlas mejor y las salidas de casa se hacen, a veces, complicadas… Que te ves con la niña vestida, peinada, el carrito en la puerta, las gafas de sol puestas y, de pronto, emergencia y vuelta a empezar. La verdad que es una suerte para ser madre vivir en una ciudad como Madrid y aquí quiero ir compartiendo mis descubrimientos. Y si encima es vestida de amarillo y negro, como agente especial Mammaproof, mejor que mejor.

Desde que comencé en esto de la blogsfera, me encantó el proyecto de estas chicas. Y esta semana nos han anunciado que ya tienen la Guía de Barcelona, como sabéis, para papás inquietos. ¿Eres uno de ellos? Que no te conformas con ir al parque los sábados y los domingos, y con el paseo rutinario por el barrio. Pues a por la #Ruta Mmmp. La NSN tiene un poco de sangre catalana, así que está deseando tener una en su poder para escapar a tierras paternas a perderse por la ciudad de su Avita en busca de planes secretos…

Enhorabuena Mammaproof!!!! Desde aquí, seguiremos pintando la ciudad de amarillo.

Vestida de amarillo y negro, cual abeja maya, la NSN y una servidora esperamos que llegue pronto la guía de Madrid. Mientras compartiremos nuestras aventuras como espías de la capital.

* Qué guapa está la NSN de amarillo y negro.

La niña sin nombre en Facebook.