laninasinnombre.com header image
≡ Menu

abril 2012

Lugares por descubrir: porque las vacas también vuelan…

19 comentarios

Si me toca el Euromillón que nunca compro, si me llega una carta con una herencia millonaria de una tía lejana, si el PNSN roba un banco o la NSN me sale una pequeña niña prodigio: cantante de copla, acróbata o modelo infantil, ya tengo el lugar donde la familia nos iremos a pasar nuestros años de felicidad. Y es éste, ¿qué os parece?

Pop up store, concept store o como quieran llamarlo… Para mí el lugar más mágico y especial actualmente en Madrid… Es entrar y ya te cautiva, las manillas del reloj se detienen y te teletransportas a un Londres olvidado o un rincón de Amsterdan como un Sherlock Holmes en busca de tesoros que se abren a tu paso.

* Hermosilla 26.

El otro día tuve la oportunidad de ir al aniversario de Federica&co y el espacio estaba transformado, había más movimiento y marcas colaboradoras, todas vinculadas al estilo e integradas en el contexto de este oasis dentro de una ciudad de locos. Al entrar, Hendricks con un corner dedicado a su última campaña: El Curiositorium.

* No dejéis de entrar en el microsite que han creado, no puede ser más bonito.

Un actor, customizado para la ocasión, te cuenta brevemente la historia de esta Ginebra emblemática y la importancia del pepino y la rosa en su fórmula inusual. La campaña se basa en esas cosas extrañas y curiosas, que existen u ocurren. Y para comunicarlo, un carrito, ambientado en los años 20, con inventos inimaginables:

• Un matamoscas compasivo, con un agujero que da una oportunidad a la mosca.

Un café-copazo. Una copa que es taza y copa a la vez y así un montón de peculiares inventos, preciosos, que nos encantaría tener en el baúl de los secretos.

* El de la derecha no, no es el Mocito Feliz…

* Detalle de algunos de los inventos del Curiositorium.

El espacio estaba aún más precioso si cabe, decorado con guirnaldas de banderitas y pompones de papel de seda, que me los hubiera llevado a mi casa para empapelar mi sweet home. Podéis encontrarlos en la maravillosa tienda etsy, ese lugar virtual donde mejor no entrar con una tarjeta de crédito en la mano. Pero los que véis aquí son de Maison Pom Poms, que no pueden ser más bonitos. Pasaros por su facebook y mirad las maravillas que hacen, pichando aquí. Seguro que ya no podréis dejar de pensar en ellos. La vida es un pom pom.

Estos que véis los hizo la chica de la tienda Mimoki, que también podéis encontrar en Federica&co. Una tienda, que hace un año se mudó aquí y cuyo espacio está lleno de vestidos de los que no encuentras fácilmente y que son auténticas joyas. Pero lo que caracteriza la personalidad de Mimoki son sus tocados preciosos. Algún día os enseñaré el tocado que me hice allí para mi boda y que al final no me puse, en una neura de última hora de: “Mamá, no me gusta!!!!!” ;)

*Fijaos en las lámparas… ;)

Además de mi Mimoki, como tiendas podéis encontrar la tienda de muebles Urban Antique y Sister Jane. Muebles y ropa maravillosa, respectivamente. Aunque Urban Antique es mucho más: Urban Antique se convierte y funde en FEDERICA & CO: inventa, enciende la imaginación, decora, cocina, busca, encuentra, sueña, crea, descubre. El siglo XIX y algo del XX reunidos en un único espacio en la calle Hermosilla 26 de Madrid. Como ellos mismos se definen. Hacen cursos de cocina, que podéis seguir en su página.

Como corners en la zona del jardín, que es tan espectacular, también podéis encontrar The Workshopflores, con tintes londinenses, una floristería donde las flores te hablan, a través de sus colores, sus olores y los detalles que las envuelven. Su web no les hace justicia, pero os va a encantar, tanto su corner en Federica&co como su tienda de Madrid. Me mandaron al Hospital, cuando nación la NSN, una preciosa cesta de mimbre con flores envejecidas que no puede ser más bonita. La sequé y la tengo decorando un rincón del salón (un día os la enseño). Apuntad chicas, que aquí también hacen unos talleres propios de una talleradicta.

* No sólo podéis comprar centros florales, jarrones, maceteros y derivados, si no detalles de decoración de zinc, madera… tan maravillosos que son objetos de colección. Como corazones de metal con cuerdas para colgar de cualquier pomo.

El día de la inauguración además de poder tomarte 5 Gin Tonics y ponerte más contenta que unas pascuas, podías comer delicias como las que os enseño. Son del catering Harina, que tiene su espacio al lado de La Puerta de Alcalá. Yo probé todo lo que pude y a cual más bueno. Y con esta presentación, más rico aún.

Y diréis, pero ¿no nos iba a hablar de “vacas voladoras”? Pues sí… La razón por la que fuí a Federica&co fue una vaca voladora, la mar de mona.The Flying Cow, marca que hemos desarrollado en la agencia para uno de nuestros clientes, que ha establecido un precioso corner. Vinos de todo el mundo, maravillosos a precios razonables. Os lo recomiendo y no porque sea nuestro cliente, si no porque la persona que está detrás de este proyecto es capaz de hacer volar a una vaca, al igual que es capaz de hacer que te enamores del mundo del vino, aunque tus conocimientos sean mínimos, como los míos.

*¡Qué bonita le quedó la vaca a mi compi Isabel!

Antes de iros, probaros todas las bailarinas de Federica. A mejor precio que Pretty Bailarinas, mucho mejor, e igual o más bonitas. Os las querréis llevar todas.

Y antes de despedirme, unas imágenes más para que veáis que aquí todo parece sacado de un cuento de Hadas. Cada detalle parece de atrezzo, hasta el precioso perrito. Cuando viva allí, no os preocupéis que le he prometido a la NSN una fiesta bloguera por todo lo alto.

* Todos los “lugares por descubrir” son vistos, probados y experimentados por nosotras. Y los recomendamos porque nos gustan y mucho. Nadie nos soborna, nos obliga o nos paga (¿quién nos iba a pagar? jaja).

* Siempre haremos nosotras las fotografías de los post. Pero, esta vez tengo que pediros disculpas porque me dió una miopía galopante repentina y no enfoqué ninguna de las fotos. Sorry! Bueno, así os acercáis a Federica&co para enfocar la magia de este lugar.

La niña sin nombre en Facebook.

El Hada Madrina: El Show de Truman y el barrio de mi hermana

10 comentarios

Mi hermana vive en un barrio pijo. Es un barrio irreal, tan poco creíble que me lo he recorrido de punta a punto buscándole el fallo o parte del atrezzo del decorado donde se rodó el Show de Truman porque creedme  la pelicula se hizo allí.

Todos los niños son rubios y de ojos azules, de anuncio, y siempre van, como mínimo, de tres en tres. Si hay un bebé va bien acomodado en un carrito de esos del circulito, a ser posible en tonos tierras y ya todo es felicidad, si ya andan, los niños llevan bermuditas y calcetines largos con mocasines y ellas vestidos de piqué con leotardos calados y merceditas rosas. Fenomenal.

Las madres y padres,  de sonrisas perpetuas ellos y mechas rubias ellas, no parecen ni cansados ni nada. Son guapos, delgados y visten a la ultima aunque vayan cargados de niños que apenas se llevan un año. Y todo es algarabía. Ideal.

Hasta Mercadona es distinto. Allí una gran variedad de productos gourmet, que en mi barrio pobretón ni existen, rellenan estantes y estantes. Pero hacer la compra allí cansa y mucho, los fabulosos padres y madres contratados por la productora van perfectamente vestidos, peinados y maquillados en todo momento. Allí no vale eso de me pongo el chandita y bajo a por el pan y unas naranjas, allí hay que hacer estilismo preshopping y eso agota.

Los edificios, que no superan los cinco pisos de altura, son todos iguales y se disponen en filas simétricas por donde se reparten tiendas de todo tipo y restaurantes demasiado limpios, demasiado bonitos, demasiado elegantes, demasiado todo. Me hace sospechar. Lo único que falta es el lechero sonriente o el muchacho que va en su bici lanzando periódicos a los vecinos hagan acto de aparición de un momento a otro. ¡Oh, danger!

Por ahora, gordi no dice nada pero yo pienso que ella es Truman y aun no lo sabe. No es rubia, tiene la cejas pelirrojas y una madre morena de rizos y andaluza. Inquietante. Habrá que usurparle a mi hermana el contrato de compra-venta de la vivienda si no quiero que gordi se haga mayor descubriendo que su novio es un actor. Menudo drama.

Biutiful Zin: Regalos Madresféricos…

19 comentarios

Desde que La niña sin nombre está en nuestras  vidas, hemos ganado dos sorteos y nos han pasado cosas extraordinarias, que sólo llegan con un poquito de suerte… Así que, está claro, la NSN viene con una estrella. Yo no lo dudaba… Y es que la suerte no se busca, te encuentra y nosotros queremos que nos acompañe un poco más. Por pedir…

Aquí os traigo las esperadas fotos de esos regalos madresféricos tan fabulosos, que nos han llegado en las últimas semanas. Gracias a todas estas marcas y, en especial, a Madresfera y a todas las blogueras que me hacen el día a día más divertido y sorprendente. Espero que os gusten.

El primer regalo que nos llegó fue el de Menudos Zapatos. En un packaging con papel craft y washi tape, llegaban unos zapatos del color preferido de la NSN. Su claim “Pisadas por descubrir” no puede gustarnos más… La NSN está deseando que le crezcan sus piececitos para comenzar a descubrir esas pisadas que le esperan. No dejéis de pasaros por su web porque tienen zapatos monísimos, los querrás todos. Y lo mejor, a un precio estupendo… ¿No os parece precioso el interior de estampado floral, propio para esos días de sol que llegan?

Muy puntual llegó también un precioso Lazo de Lacitos on the Door. No conocíamos la tradición hasta entonces y me parece que estos lazos tienen una historia detrás que contar que conmueve. Así que ya lo tenemos colocado en la puerta del castillo de la princesa Julia para que la proteja en sus aventuras principescas.

Lo que no se esperaba el PNSN es que a él también le tocase un regalo, aunque claro tiene su sentido, ya que el concurso era por El Día del Padre. Así que recibimos este precioso packaging de Mi Fábula, que ya me enamoró antes de ver su interior. Por supuesto, que voy a guardarlo. Y dentro, unos preciosos gemelos grabados con el nombre de la NSN, para que el PNSN cuando se ponga guapo y luzca gemelos tenga presente a little. Echad un vistazo a las preciosas pulseras que graban. No me pueden gustar más. Ideales para nuestro día, el de las madres únicas, que también se acerca.

Ya sabéis que como cocinera no me ganaría la vida… Pero, deseando estoy que la NSN se ponga de pie conmigo en la cocina y nos pongamos a intentar dar forma a unos cupcakes o un bizcocho delicioso, receta del Hada Madrina. Yo creo que con este delantal de Chincha Rabincha seguro que little se convierte en una fantástica repostera y nos mantiene alimentados al PNSN y a mí. El estampado es precioso. En cuanto que pasen unos meses y pueda probárselo, os enseño qué tal le queda. ¿Qué os voy a decir de Chincha Rabincha? Los conozco desde hace tiempo porque su naming y su imagen de marca me parecen divertídisimas. Seguro que si entráis no podéis dejar de comprar y comprar. Lo último que me ha enamorado, sus vestidos pintados a mano de Le Petit Mammouth. La NSN ya se imagina luciendo modelazo en las playas de El Rincón.

La niña sin nombre no tiene nombre (valga la redundancia) en este mundo virtual. Pero este regalo merecía descubrir su seudónimo. Le pusimos un nombre para que en su día a día pase desapercibida como una niña normal. Y Julia, después de mucho pensar, muchísimo (ya os contaré la historia algún día) es uno de sus nombres. Así que aquí tenemos las letras de Bebemon que componen JULIA. Nos encantan así colocadas encima del cabecero, ¿y a vosotros? Me encantan además sus bolsos, me parecen súper prácticos para madres todoterreno ;) .

“Y un rábano”, me dice la NSN, cuando intento los domingos ponerle el vestido de puntilla, los leotardos caladitos y la capotita ideal de la muerte… Entre semana lo tenemos claro, sobre todo María Poppins, como mejor está es con su ropita cómoda, para pasear por el barrio de los Bugaboos y jugar en casa. Así que, aunque a veces le ponga hecha una princesita, ella no es nada ñoña. Este body, que aún le está un pelín grande, le ha encantado, como todo lo que tiene No ñoño. Difícil elegir, ¿eh?

Al final del día, no recuerdo cuántas veces tengo que cambiar el body a la NSN si no le pongo babero porque es una auténtica babosita. A lo que se une su afición por hacer burbujas y espurrearte el bibi cuando menos te lo esperas. Así que la idea de los quitas babas de Peques Guapos me ha parecido lo más de lo más, puedes combinarlos con la ropita que le pongas y está guapérrima. ¡Adiós baberos feos! ¡Hola quita babas molones de Peques Guapos! Que la NSN siempre tiene que ir estupenda, nunca sabe la aventura que le espera. Mirad los modelos que tienen en la web y lo bien que quedan. ¡Los de nubecitas me encantan!

Y para combinar con el quita babas, ¿qué os parece este mono preciosisisimo, de estampado étnico? Para los paseos por La Latina con la NSN, mientras los papis se toman unas cañas, que todo no va a ser rosa y flores, ¡que se me rebela! La calidad es buenísima, así que cuida de la piel delicada de little princess. De la marca Shampoodle, una de las marcas de Baby Tendence, que seguro que conocéis. No dejéis de seguir su blog para estar al día de las últimas novedades.

Es un instrumento pero no suena… La NSN tiene alma de rockera aunque vista con lazos rosas, os lo digo yo. Y eso se ve cuando se coge los vestidos y se los sube para arriba, enseñando sus leotardos o pañales. No tiene vergüenza… Pero oído si que tiene, gracias a la genética del PNSN, del que parece haber heredado todo. En esto no tengo nada que decir, porque bien me gustaría a mí poder cantar; ya no digo cantar, al menos entonar o tararear alguna canción a la NSN por las noches. Así que ella está encantada con el nuevo peluche que ha llegado a su pequeño principado. Esta preciosa guitarra de Chirimbambola de topitos, ¡qué le gustan los lunares! Si es que por algo tiene alma andaluza. El acabado, la textura de esta preciosidad es increible. ¡Quiero una de sus geishas ya!!! ¡Y un cactus!!! ¡Y un conejo!! ¡Y todoooooo!! Los demás peluches están tristes, la NSN ya no les mira… Y es que ella tiene mucho por componer con esta guitarra.

Bueno, hasta aquí el post prometido, que se ha hecho de rogar. Pero, espero que os guste, además no quería subirlo hasta que no estuvieran todos estos maravillosos regalos, que nos han hecho tan felices y que ya tienen cada uno su lugar preciado en el reino de little princess.

La niña sin nombre en Facebook.

Historias para no dormir: Daños colaterales de la vuelta al trabajo…

26 comentarios

Por mi salud mental los jueves no escribiré en el blog, a menos que sea algo excepcional como un día de fiesta o consiga un clon (estoy en ello…). La NSN tan sólo tiene 4 meses y, aunque últimamente piense que puede vivir perfectamente sin mí, gracias o por culpa de una Mary Poppins que es más Poppins que la real, no me sentiría a gusto entre cuatro paredes de un hospital mental, mandándole cartas, que no sabe leer, y recibiéndola en un vis a vis.

Así que aquí estoy, de Love Friday, reventaita pero de finde y eso es todo felicidad. Así que vamos a hacer un repaso rápido de mi primera semana de vuelta al cole.

Volver al metro siempre me sorprende y ahora más, que con el tarifazo me estoy planteando colocarme las zapas y cruzarme la M30 por las mañanas. Las caras tristes del metro, mirando al suelo, evitando cruzar miradas con una preñati o un anciano, que ose acercarse a sus asientos. Yo creo que, por empatía, me convierto en un zombie igual o mombie, como dice una mami bloguera (término que no me puede gustar más), menos en lo de los asientos, que ya me tocó a mí y te hace una gracia que nadie te ceda el puesto, aunque seas una bola andante, que, porque te controlas que si no te ponías con la metralleta y te quedabas sola en este mundo subterráneo gris y cruel. Y ahí me véis, en el vagón, triste y compungida, aunque por dentro me esté partiendo de risa con alguno de vuestros post o tweets diarios.

Salgo del metro y empieza el maratón. Me voy a poner cachas, ya os lo digo. En el próximo Maratón de Nueva York arraso. Las carreras, por el metro, por la calle, por la oficina, por el monte, por la playa… Que ya corre una por inercia, aunque vaya con la NSN en el carrito y sea día de fiesta. En la oficina, pese a llegar casi una hora antes, corro de un proyecto a otro, de una reunión a otra, con la sensación de no llegar a nada de nada. Y cuando me doy cuenta son las 5 y media, no he visitado el urinario ni una vez, no he comido, tengo los ojos a punto de salirse de sus órbitas y me tengo que tirar a la calle de nuevo a comenzar la huida a casa. Aquí es entonces cuando hago mi mejor marca, que me entra “la ansieté”, como diría el Hada Madrina cuando ve comer a gordi, y me faltan piernas. Gracias a las alas supersónicas, que me han prestado, ayer jueves me hice el recorrido en tiempo récord. Un día me veo con la cara aplastada en el asfalto y entonces sí que nos vamos a reir.

Además de María Poppins con su reporte diario y una sonrisa de la NSN (que hace que se me salten las lagrimillas) me dan la bienvenida a casa un montón de ropa por planchar, la cesta de la ropa sucia a rebosar, polvo hasta en el baño, pelusas que se han hecho dueñas del hogar y un frigorífico que me dice: “¿qué pasa aquí, es que ya no se come?”.

A esto de trabajar, que tanto dignifica el alma, tienes que unir que llevas bolso y este sin pañales, ni toallitas, ni gasas varias. Y que ahora el andar es distinto: “adiós Converse, hola tacones”, al menos cuando tienes reunión importante, que ser madre no lo justifica todo, ¡ya les vale! Así que ahí te ves dando trompicones, metiendo el tacón en alguna alcantarilla, para, al final, llegar sudando a todos lados. Esto es un daño colateral o un valor añadido, depende como se mire, que mi operacion biquini ha empezado con más fuerza que nunca.

No soy capaz de llevar mi vida 1.0, así que imagínate la 2.0, que por la noche, cuando la tranquilidad se cierne sobre mí, no doy a basto. O un día de estos acaba mi cara moldeando una farola, por aprovechar el camino para el
Retwitteo. Y mi última obsesión el Cinegram este, que me tiene loquita. Estoy por tirar el IPhone y volver a uno de esos ladrillos de antaño con antena, gacheto-móvil, que sólo me permita llamadas de emergencia. ¡Dios! ¿Para qué inventaste el twitter y madresfera para qué me obligaste a activar la cuenta? Así estoy que mi avatar es negro como el tizón y sí, aunque no lo creáis, ya le he cogido cariño a la profundidad y misterio de ese cuadradito indefenso. ¿Qué queréis que lo abandone por un huevo de esos? ¡Ni mijita!

Pero hay dos daños colaterales que son los más preocupantes. El primero es el culpable de que los jueves nos lo tomemos como mudos en este blog, siguiendo la iniciativa de Miércoles mudos de otros blogs y retrasando un poco el tema del divorcio, que es crónica de una muerte anunciada. Ya pensaré algo visual que postear esos días, al menos para que no me olvidéis. Y ese daño es el no dormir. Bueno, el dormir tan poco. ¡Con lo que eramos! A las 11 al sobre y hasta las 8, se me cae la babilla de pensarlo. Ahora 6 horas con suerte y arriba, no hay más remedio. El segundo daño colateral preocupante es, sin duda, todo el tiempo perdido con la NSN. He pasado por todos los estados emocionales estos días, que en vez de bipolar parecía tripolar. El primer día, en las horas que estuve con ella, intenté condensar todo lo que antes hacíamos. Así se acostó la pobre, con ataques de hiperactividad y los ojos como platos hasta las 2 de la mañana. El nudo en el estómago, las lagrimillas y la locura transitoria al salir del trabajo creo que me van a durar, así que viviré con ello. Si no puedes con el enemigo, únete.

Necesito un hogar inteligente, que funcione sólo a golpe de click. Un clon para quedarse con la NSN y no sentir este vacío emocional. Un caza para mis desplazamientos y algunos de estos daños colaterales estarán resueltos.

Ahora en Love Fridays intentaré que las agujas del reloj se detengan el mayor tiempo posible, para que la segunda semana se haga de rogar.

Si es que hay cosas que no aprecias hasta que las pierdes… snif snif

La niña sin nombre en facebook.

 

Lugares por descubrir: Mi vida es un taller…

10 comentarios

Decorar con washi tape, hacer lámparas, introducirme en el mundo del scrapbooking, aprender a hacer bouquets de flores, soñar en una casita de muñecas, embellecer dulces con azúcar son mis objetivos de estos próximos meses. He encontrado la manera de canalizar mi afición a las manualidades o como ahora lo llamamos: a las cositas “handmade”. Y es que el hobby me viene desde bien pequeñita cuando metía las manos en todos sitios, alllí donde no tenía que hacerlo, porque todavía no era consciente de para qué me servían.

Recuerdo cuando en clase de 5º de EGB el profesor D. Antonio (qué bonito era llamar así a los profesores ;) ) pidió que le hiciéramos un retrato y le gustó tanto el mío que se lo llevó a casa y lo enmarco. Mi carrera en el mundo del “pinto y coloreo” continuó, pasando por clases de plástica con los cuadernos que me hacía con los ojos cerrados, que pasaban por el colegio en manos de todos o las posteriores clases de pretecnología, donde ya había que usar materiales. ¡Eso era vida! Ya en el Instituto, que tampoco soy tan mayor, lo llamaban hogar. Sí, tenía delito el nombrecito. Nos hacíamos unas alfombras y unas figuras que quitaban el hipo. Y ahí tenías el despacho de mi padre lleno de todas “mis obras de arte”,  que bien parecía el cuarto del horror con tanta figurita.

Esperé hasta el último día de matrícula para apuntar las carreras de Universidad. Esa mañana, de poca lucidez, escribí: Publicidad. Bellas Artes, que era mi vocación, no se estudiaba por aquel entonces en Málaga y no me ví con las ganas, valentía o yo que sé lo que se me pasaba en ese momento por la cabeza, para irme a otra ciudad. Así que me enfrasque en el mundo universitario de la creatividad. De esto hace ya 13 años y en ese momento decías lo que estudiabas y te decían: “eso qué es ¿para pegar carteles?” o “pinta y colorea, ¿no?”. Al acabar, lo tenía claro, no sólo quería pensar la idea, sino también plasmarla y me vine a Madrid a estudiar diseño. Y ya no me fuí, me quedé en esta ciudad sin mar, pero llena de posibilidades.

Ahora, inmersa en el ritmo frenético de una agencia de publicidad, son escasos los días que me paro a bocetar, hacer maquetas y probar materiales. Hay que hacerlo bonito, barato y a la velocidad del rayo. Así que he encontrado en el mundo de los talleres un lugar donde reencontrarme con mis manos. Aquí os traigo una selección de algunos. Para que os animéis. Seguro que pasáis un rato divertídisimo y nos sorprendemos de lo que podemos llegar a hacer. Más aún cuando la NSN sea mayorcita y me acompañe de manera activa, no pasiva durmiendo desde el carrito.

Chicas Night Out. Un plan diferente, animado y muy crafty, pero esta vez solo para mayores, que de vez en cuando también se merecen un poco de diversión en Grey Elephant. Mejor, leed aquí, donde Beatriz de Con dos botas de agua explica todo sobre este proyecto tan divertido.

En la primera jornada disfrutaron del Scrapbooking y cómo crear cuadernos de viaje preciosos. No os perdáis la crónica aquí.

* Foto de Lucia M| Photography.

Yo no me pierdo la segunda jornada: Taller de Bouquets Florales. ¿Puede tener mejor pinta? Además de flores entiendo poco, por no decir nada. Pero me encantan, sobre todo, las peonías y las rosas envejecidas. Prometo post completo con fotos de la noche ;) .

Taller de washi tape. Organizado por Madresfera y Desaforando, me esperan unas horas de pegar celo japonés… ¿Puede haber mejor plan? Para mí, no. Hoy se han acabado las plazas, pero no perdáis de vista a Desaforando y Madresfera porque hay nuevos talleres a la vista. En cuanto que vuelva a casa con mi obra de arte envuelta de washi, la comparto con vosotros… A ver qué sale.

Lo mejor de estos dos talleres es conocer a gente súper interesante a la que estoy deseando poner cara.

Y como ni la economía ni el deber familiar me lo permiten, no puedo apuntarme a más talleres por ahora, pero los comparto con vosotras para que os animéis.

Taller de cómo decorar con fieltro. De la mano de Chiribambola, que hace cosas tan preciosas como ésta:

Y organizado por lanooa handmade y Desaforando. Seguro que os sale una caja tarta preciosa para guardar tesoros secretos.

Taller Lamparty de Madredemialma. Este taller estaba deseando hacerlo. Porque su primera edición fue una pasada. Si os acordáis os enseñé las fotos en este post. Y las chicas de Madredemialma han organizado un nuevo taller. Pero coincide con el de washi. Así que me lo pierdo. ¡¡Chicas, por favor, no os solapéis en fechas!! Habrá que esperar a la tercera edición.

Y para mis seguidoras malagueñas, no os perdáis el taller de casita de muñecas. Es precioso también.

Para despedir la selección de hoy, os dejo con un taller de MI RECREO, el espacio que compartí con vosotros hace poco, donde hacen un taller de decoración de dulces sugarcraft. No me resisto a ser algún día una madre repostera. Es tan bucólica la estampa de la NSN viendo a su mami decorar galletas, ¡ays! Para ver fechas, estad atentas a su facebook.

Hasta aquí la confesión de mi última obsesión… Talleradicta… ¡¡Un vicio muy peligroso chicas!!

La niña sin nombre en facebook.

Historias para no dormir: madres celebrities y esposas perfectas… La nueva especie.

13 comentarios

Madre perfecta, trendy mother, madres perfectitas, pluscuamperfectas… En definitiva mentirosas o seres de otro mundo, que han venido con un único propósito: acabar con la especie y demostrar lo imperfectas que somos la mayoría…

* Clicar sobre los términos para descubrir más sobre estos seres extraños, que intentan apoderarse de nuestras vidas, nuestros maridos y nuestros bebés… Si tienes algún término que aportar, enviámelo, por favor para crear un manifesto que nos lleve a todas por la senda correcta.

Desde que he empezado a trabajar no llego ni a imperfecta, ¡eso se me queda grandísimo! Las ojeras me llegan a la barbilla, los pelos (¿qué pelos?) son indomables, la cara de loca no me la quito desde el minuto 0 que suena el despertador y uno de estos días, lo sé seguro, me pego un tortazo de lleno contra el suelo en mis maratones de vuelta a casa. Que no, que las alas supersónicas, que me han dejado, no funcionan. Y sólo, señores, llevo dos días… Este fin de semana, cuando mi tiempo de madre bloguera supere la hora diaria, os contaré los daños colaterales del mal vivir de la vuelta al trabajo.

Ahora, a lo que venía aquí, a perturbar vuestra paz interior, mientras la paz de mi hogar ha llegado, gracias a que tengo una niña que duerme plácidamente, era a que existe algo peor que las madres perfectas: rubias mechadas, con melena Topacio (mi obsesión desde los 13 años), tipazos esculpidos en el pilates, niños rubios con ojazos azules de impresión y, lo que es peor, que ya es recochineo, sonrisas Profident y un “todo me va fenomenal” y son las madres celebrities… ¡Apaga y vámonos! Que encima están podridas de billetes de 500 y ya riétete tú de lo que es tu vidorra a su lado.

Pero como a mí siempre me ha gustado soñar. Y algún día inventaré una mirilla mágica a la que asomarse para ver, desde el otro lado de la vida, esas vidas envidiadas y soñadas  (al menos por un día -oye que a mí me marcó el programa Reina por un día y eso que aún no había nacido), aquí os dejo la crónica sobre el embarazo de GOOP. Para que sepáis todo lo que necesitáis para ser no ya una madre perfecta, que eso se nos queda corto, si no una madre celebrity. La Gwyneth a mi lado no va a tener nada que hacer, por mucho que se ponga super vestidazo de Tom Ford para los Oscars.

No dejéis de leerlo, os va a encantar… Y, sobre todo, descubrir las erratas del traductor (para mí que es el de google) que usa para traducir sus newsletters. (Clicar sobre la imagen)**

Y para ser una madre perfecta chicas, primero hay que aprender a ser una esposa perfecta. Así que aquí os dejo una guía para que lo consigáis. No es tan difícil. Que todo es posible, sólo hay que poner un poquito de voluntad de nuestra parte, ¿dónde han quedado los buenos modales? ¿Y quién es el Rey de la Casa?

** Imágenes vía El blog de Margarita Alvárez.

A ti ya te escucharán las abuelitas del parque o el perro del vecino, que somos muy inconformistas.

¡Ays! Si es que la vida puede ser maravillosa, qué digo maravillosa, puede ser divina.

¡Goop night!

La niña sin nombre en facebook.

El Hada Madrina: Cuando una gordi llega a tu vida haces cosas raras

8 comentarios

El Hada Madrina de la NSN llega para alegrarnos el lunes terrorífico antes de que acabe. Yo lo he superado, no sin alguna lagrimilla por aquí y por allá. Y con algún tropezón de vuelta a casa, porque no veía el momento de llegar y estrujar a la NSN hasta que dijera: “¡Basta!”. Como los lunes son muy duros para todos, el HNSN me ha prometido que, de vez en cuando, os concederá algún deseo, de esos que se sienten tan tan fuerte que acaban cumpliéndose…

* Un día ella también será un Hada y convertirá a su sapo en un príncipe…

Hoy viene a contarnos que…

Cuando una gordi llega a tu vida haces cosas raras.

Yo que he sido siempre una persona de primera impresión seria, más bien distante y observadora y con las emociones bien controladas, cada una en su casillero no vaya a ser que pudiera parecer demasiado cursi, o ñoña o todo a la vez, me descubro de un tiempo a esta parte un poco cursi, un poco ñoña y todo a la vez.

Motivos algunos,  la gordi, uno de ellos, ha cambiado  mi particular esquema emocional. La subjetividad se ha apoderado de mí y ahora me creo que la gordi es el ser con 4 meses más inteligente de mundo o, por lo menos, de mil kilómetros a la redonda, cualquier avance desde hacer pedorretas con la boca, cogerse los pies o moverse como una loca poseída cuando escucha sus temazos parece un hecho inusual, extraordinario, anda que…

Si me echa toda la leche sobrante sobre el jersey recién estrenado me parece adorable; si echa sus gases, sonido celestial,  maravilloso; si me echa cinco litros de baba encima, mejor aún, todo sea por cogerla y no soltarla no vaya a ser que los abuelos acechantes quieran quitármela, porque aquí cada uno hace lo que sea por atraer su atención, en eso mi madre sabe un rato que le canta infinidad de canciones o le da la vuelta al carrito para que la niña no tenga más ángulo de visión que el suyo, en fin madres con nietos…

Y lo mejor de todo esto, es que ahora hago algo que he criticado siempre, y no sabéis con que ferocidad. Siempre he puesto a caer de un burro, a ese colectivo de gente pesadilla que va mostrando por ahí las fotos de sus hijos, mujer, perro o lo que se tercie, siempre buscando ojos y oídos vírgenes, vamos  como el que va de viaje y te somete a 4 horas de video con imágenes de lo mas insospechadas y, por lo general, mal grabadas.

Pues resulta que llevo alrededor de 300 fotos de la niña en sus 4 meses de vida, la friolera de 10 fotos diarias desde que salió del apaleado cuerpo de su madre, y algo así como 30 vídeos de la gordi, el iPhone da mucha calidad de imagen  y mi hermana de baja maternal y a 500 kilómetros de distancia ha tenido a bien ilustrarnos hasta el más mínimo avance de little. E incluso informarme vía whatsapp, a modo de muro de las lamentaciones,  a las 2, 3 o 4 de la madrugada si estaba haciendo un bibi, o si estaba muy alterada la gordi, o si ella era la que no podía más con la nocturnidad. Que sí que estoy para lo que necesites hermana pero cuéntamelo al día siguiente y despierta al padre de la criatura que lo tienes al lado.

Bueno a lo que iba, que me dedico a atacar a todo ser viviente que me pregunte por mi sobrina con un  ”espera que te enseño..” poniendo mis fotos y vídeos preferidos en los que gordi luce mejor. Y ahí pierdo el norte haciendo lo que siempre he criticado y acordándome de las sabias palabras de mi madre que cuando me oye cuestionar algo siempre me dice “igual algún día te tienes que tragar tus propias palabras”.

Puedo prometer y prometo que antes no era tan así, todo lo tenía guardado en la casilla núm. 16 de las emociones derivadas de que una gordi entre en tu vida. Y la verdad sea dicha es que gordi es tan guapa, tan lista, tan despierta…

Me ha vuelto a pasar.

La niña sin nombre en facebook.

Daily: Mañana puede ser un gran día

15 comentarios

Con esta canción de Bebe de fondo…

* Dedicada a la NSN, a little Julia porque mañana es su cuarto cumplemes…

La última vez que me subí al metro andaba como un pato “mareao”, medio coja de la ciática y hecha una bola, mirando con cara
de circunstancia, ingenua de mí, por si algún amable señor/a (raras avis) se levantaba para cederme su asiento amablemente. Como os imagináis fuí, otra vez, de pie agarrada a la barra metálica, con cara de indignación, echando males de ojos por doquier.

Mañana haré de nuevo el trayecto de 20 minutos, ya olvidado. Me subo al metro por primera vez después de 4 meses y 18 días. No necesito asiento, pero sí necesito un empujón para salir de él y comenzar esta nueva etapa de mujer trabajadora, ahora también madre.

Después de nuestro retiro espiritual, de nuestros meses de madre a jornada completa, de nuestro día a día juntas, te das cuenta que ser madre, y encima trabajadora fuera de casa, es duro, muy duro. Que las madres estamos hechas de otra pasta y que, mientras la conciliación familiar-laboral real llegue, seguiremos luchando para crecer en nuestras profesiones y en nuestra carrera de la vida como madre, y sí, no moriremos en el intento para demostrar a todos, a los que están dormidos, porque a ellos ni les va ni les viene, que hay cosas que deben cambiar, al menos hasta que la especie cambie o la clonación sea, por fin, un hecho.

Son las 11 de la noche y aquí me encuentro con la mente llena de pensamientos y emociones. Curiosidad por lo nuevo, dudas y miedo ante lo desconocido, pavor ante el caos que se avecina, energía por la vuelta al cole, positivismo por el privilegio de trabajar (o eso dicen…), emoción por el reencuentro, pero, sobre todo, melancolía por la separación. Que por los 3 cubos de lágrimas, que ya he llenado, bien parece que la NSN me ha dado boleto y se ha buscado otra madre.

En estos 4 meses y 18 días mi separación máxima con little ha sido de 1 hora y tan sólo 3 veces en estas últimas vacaciones santeras. Y pasear por la playa, mientras ella juega con los abuelos, a tan sólo 5 minutos no es comparable.

Mi nueva realidad se perfila de otra manera. A 40 minutos de ella, si no hay ningún imprevisto en la red de transportes, que maneja la Srta. Esperanza, y 10 horas de separación, que seguro que me afectan más a mí que a ella (o al menos eso espero). Antes de ser madre me preocupaba el cambio climático, la guerra en Siria, los ajustes en educación y sanidad. Bueno, eso queda muy bien, pero realmente también me preocupaba si iba a comprar el VOGUE este mes, si los tonos flúor eran moda también esta primavera y si la princesa Leticia tenía anorexia, que todo es compatible, ¡oiga!

Ahora mis preocupaciones son otras y mucho más importantes, que algunas deberían ser de Estado:

- ¿Se habrá tomado el bibi enterito?
– ¿Se habrá echado su siesta matutina?
– ¿Habrá echado leche?
– ¿Habrá llorado, tendrá gases…?

Y, sobre todo, lo que más atormenta mi mente es:

- ¿Habrá sonreído? La NSN sonríe cada 2 minutos, por reflejo inconsciente como las locas, por las carantoñas del personal, por hacer el indio o los animalitos delante de ella o simplemente porque ledalaganaypunto. Es una gordi feliz, es así, como dicen sus allegados.

Espero, sólo espero, que no deje de sonreír… Yo ya le he dicho que sea buena, que con Mary Poppins sea una niña refinada y sútil, con modales y que, cuando llegue a casa, me cuente todo lo que ha hecho, que yo intentaré desarrollar súper poderes como volar para estar lo antes posible a su lado. O comprar en eBay, de segunda mano, el gachetobrazo para rescatarla de cualquier mal.

Así que, asumiendo que el transportador en el tiempo que he creado no va a funcionar, toca desempolvar el bolso, el rimmel, los tacones y ¡a por todas! que mañana puede ser un gran día.

Gracias por vuestros ánimos, que me han dado mucha energía para el día “D”.

La niña sin nombre en Facebook.

Biutiful Zin: La tonta el rosa

10 comentarios

Rosa palo, rosa nude, rosa fucsia, magenta…

La niña sin nombre se considera, desde tiempos remotos, fan de este color en todas sus tonalidades y no porque sea niña y tenga miedo, mucho miedo, a que la confundan con un machote, sino porque realmente está fabulosa con este su color preferido… Ha intentado probar con otros tonos pero no realzan sus ojos, así que sí, se puede decir que es La tonta el rosa. Y más cuando ha descubierto que La tonta el rosa es una marca que mola y mucho…

Lleva todo el día de un pesado… “mami, mami, mamiiiiiiii, cómprame un body molón para ir la mar de guapa en estos días de sol, para pasear por elshowdetruman” (mi barrio). Ella ha navegado por la tienda online y estos son sus elegidos:

¿Qué os parecen? Las ilustraciones son preciosisisimas ¿o no? Creo que no me voy a poder resistirme a verle puesto uno de ellos a la NSN.

Ropa hecha artesanalmente, con mucha ilusión, como dice su diseñadora. Hace bodys personalizados por encargo.

¡Espero que os guste! Qué disfrutéis mucho del fin de semana. Nosotras hoy estamos en jornada de reflexión, mañana os contamos.

*** Nota: sorry porque se me publicó el post antes de tiempo. Odio el IPad para el blog… Aggg!!!!

La niña sin nombre en Facebook.

Daily: Sayonara baby…

16 comentarios

Para ti Lucia…

 

Con esta canción de Sabina de fondo…  No podía ser otra.

8 años 8 meses 8 días viviendo lejos del mar, de la familia, de los amigos de siempre, de los espetos de sardinas y de la alegría y el sol de una tierra que engancha, y no lo digo yo…

Más de 100 despedidas y ésta, la de hoy, sabe tan amarga como la primera, o más.

Desde que está en nuestras vidas la niña sin nombre todas las emociones se multiplican. Cuando reímos, reímos más fuerte, cuando lloramos, lloramos con el corazón “encogío”, cuando nos preocupamos, sentimos un dolor en el pecho. Y cuando nos despedimos, nos despedimos como si fuera el último adiós…

“Es que esto es una cosa muy chica…”. Dice la abuela cuando entre lágrimas no puede dejar de besarla. Y ella, mujer fuerte donde las haya, porque la vida la ha hecho así, ante little no es madre ni abuela ni esposa ni, mucho menos, mujer fuerte… Es todo dulzura y sentimiento.

Y en ese momento, esos minutos que quieres que pasen, pero al mismo tiempo se hacen eternos querrías dejarlo todo, pedir la cuenta en el trabajo, malvender tu casa, desandar lo caminado, romper con el futuro construido y volver, sólo volver… Porque solo una pregunta te atormenta la mente: “¿Merece la pena?” Sólo esperas que un día no te arrepientas de estos 8 años, 8 meses y 8 días vividos en la distancia.

Y ahora, a tan sólo 24 horas de esta última despedida, sólo quieres que la rutina se apodere de nuevo de tu vida para no sentir el dolor de la tierra olvidada.

Bendita rutina…